TakeItCoffee

Cómo moler café en casa

Tres aspectos fundamentales para preparar una buena taza de café son: la materia prima, la cafetera y el tipo de molienda. De esta manera, obtendrás un café expreso perfecto, equilibrado y con buen sabor.

En épocas pasadas comprar café en grano era una costumbre generalizada, pero que se ha perdido con el paso de los años. ¿Por qué recuperar esta ‘vieja’ costumbre con lo cómodo que resulta comprar el café ya molido?

espressosinmaquina

Muy fácil: ¿sabías que los 15 minutos posteriores de moler el café ha perdido entre el 60% a 70% de los aromas? Además, los granos de café mantienen intactas todas sus propiedades estando almacenado durante semanas.

Las enfermedades cardiovasculares, todo tipo de cánceres y diabetes de tipo 2 aparecen como causa principal por el «estrés oxidativo». Por lo que resulta de gran relevancia tomar alimentos ricos en antioxidantes, tales como el café, el cual proporciona de 200 a 500 mg de antioxidantes por cada taza. Para ampliar más información, visita este artículo.

Tipo de molienda de café

La calidad de la molienda de café influye considerablemente en el aroma y el sabor de tu café. No importa que te hayas comprado granos de café de la más alta calidad, de nada servirá si no los mueles adecuadamente. Te lo comento porque deberás adaptar la molienda del café según el tipo de cafetera que tengas en casa. De no seguir estos consejos, el sabor del café se verá alterado, cogiendo un gusto amargo, ácido o agrio.

A continuación, te voy a mostrar los tipos de molienda de café que puedes preparar, la textura que se logra obtener y en qué tipo de cafetera es la más recomendable utilizarla.

tipoMoliendaCafe

Fina

La textura se consigue con una molienda fina es lo más parecido a la sal de mesa. Ideal para utilizar en una cafetera italiana o express.

Media-fina

El grosor de este tipo de molienda es muy similar a la anterior, muy recomendable para una cafetera Aeropress o una V60.

Media

La molienda de café de textura media me recuerda a la del azúcar moreno, muy adecuada si utilizas una cafetera de sifón de las que utilizan un filtro de fondo plano.

Media-gruesa

La textura obtenida es lo más parecido a la sal gruesa para cocinar. Utiliza ese grosor de molienda si tienes una cafetera de filtro Chemex.

Gruesa

También resulta muy similar a la textura de la sal gruesa, con la diferencia que este tipo de molido de café le viene de perlas para prensa francesa.

¡Espera! Si ya te han entrado ganas de hacerte un buen café, descubre nuestra variedad de cafés de origen.

Tipos de molinillos

Por tal de conseguir una buena molienda de café, es indispensable contar con un molinillo de calidad. A continuación, te muestro los tipos de molinillos que hay en el mercado y descubre todas sus características.
molinillosCasa

Molinillo de cuchillas

Los molinillos de cuchillas contienen un sistema de cuchillas en el fondo del molinillo, las cuales giran rápidamente cortando los granos de café. La desventaja de este método es que los granos se cortan de manera irregular, formando partículas más finas y otras más gruesas.

Por lo tanto, a la hora de infusionar el café, habrá partículas que no se habrán humedecido lo suficiente y otras que se habrán sobrepasado. Dando como resultado un sabor desequilibrado. Eso sí, son las más económicas.

Molinillo de muelas

Los molinillos de muelas están equipados con dos molinos rotativos que forman los granos del café en un polvo más homogéneo. Por lo tanto, cuando se infusiona el café, el polvo se humedece de manera uniforme, por lo que obtendrás un café con un sabor sin igual.

La gran ventaja de este tipo de molinos es que te permite seleccionar diferentes niveles de molienda. Para que de esta manera se adapte a las características de la cafetera que dispongas.

  • Muelas cónicas: tienen forma de cono y una superficie dentada.
  • Muelas planas: están formadas por dos discos paralelos y una superficie dentada.

Cómo ajustar el molinillo de café

Tal y como te lo he mencionado antes, un molinillo de café está equipado con dos muelas (cónicas o planas) que se encargan de cortar los granos del café recudiéndolos a polvo. Cuanto más cerca estén las muelas, más pequeñas serán las partículas del café molido.

A medida que las partículas se vuelven más finas, se pueden comprimir más cerca unas de otras, lo que dificulta el paso del agua. Por lo que ralentizará el tiempo de extracción de expresso.

Cada molinillo tiene un sistema para ajustar la distancia de las muelas. Consulta el manual de instrucciones del modelo en particular para informarte acerca del mecanismo de ajuste. Una vez hayas averiguado cómo se ajusta, realiza los siguientes pasos:

  • Dependiendo del tipo de cafetera que tengas, necesitarás obtener una molienda más fina o más gruesa, tal y como te lo he comentado más arriba.
  • Realiza diversas pruebas para con pequeñas porciones hasta conseguir la textura que precisa tu tipo de cafetera.
  • Cuando ya hayas obtenido la textura correcta, debes ajustar la dosis para obtener un café de calidad.

molerAMano

Trucos para moler café en casa

  • Para evitar que el café se oxide, emulsiónalo justo después de molerlo para beneficiarte de todas sus propiedades.
  • Ten la costumbre de pesar la dosis (entre 15 y 20 gramos) para conseguir un café de calidad.
  • Los granos de café deben de estar guardados en un recipiente lo más hermético posible para que no se cuelen agentes externos que puedan deteriorarlo.
  • Para evitar que el sabor del café se vea alterado, es muy importante que el agua que utilices esté filtrada.

¿Te has quedado sin café en casa? Aprovecha nuestra suscripción online para probar distintos cafés de origen tostados artesanalmente.